domingo, 25 de junio de 2017

Los primeros tres sacerdotes

Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá (Mt 7, 7).
Hoy 25 de junio, en el año 1944, recibieron la ordenación sacerdotal los tres primeros miembros del Opus Dei. Los tres eran ingenieros y de mu­cho prestigio por ser muy estudiosos y buenos trabajadores. Eran Álvaro del Portillo, José María Hernández de Garnica y José Luis Múzquiz. Los tres murieron con fama de santidad, es decir lucharon en serio por ser santos. Jesús, que me mueva el ver el ejemplo de hombres que supieron trabajar y cumplir tu voluntad. Que me decida a ser santo.
Busca la estampa para la oración privada de don Álvaro y rézale pidiéndole que seas muy generoso con Dios.
No juzguéis y no seréis juzgados (Mt 7, 1).
En una ocasión, San Josemaría al hablar sobre los tres primeros miem­bros del Opus Dei que se ordenaron comentaba que habían estudiado mucho, mucho, mucho. Jesús, a mi me gustaría también servirte en lo que Tú quieras, pero me doy cuenta de que no me puedo quedar sólo en las buenas intenciones. Ayúdame a que sea fuerte y aprenda a estu­diar y trabajar como el mejor, a que aproveche el tiempo.
Intenta concretar algunos puntos de cómo aprovechar el tiempo.

Propósito: Rezarle a don Álvaro. 

sábado, 24 de junio de 2017

B-day de San Juan Bautista

“El día octavo fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. Pero su madre dijo: De nin­guna manera, sino que se ha de llamar Juan” (Lc 1, 59-63).
Hoy se celebra el Nacimiento de S. Juan Bautista. Benedicto XVI nos dice que «la liturgia nos invita a celebrar la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista, cuya vida estuvo totalmente orientada a Cristo, como la de su madre, María. San Juan Bautista fue el precursor, la “voz” envia­da a anunciar al Verbo encarnado. Por eso, conmemorar su nacimiento significa en realidad celebrar a Cristo, cumplimiento de las promesas de todos los profetas, entre los cuales el mayor fue el Bautista, llamado a “preparar el camino” delante del Mesías» (Ángelus, 24 de junio de 2007). Y es que Juan como era mayor, te ayudaba; yo a veces con mis primos más pequeños soy un abusivo.
Y tu vida, ¿también está orientada a Cristo?
“Mientras tanto el niño iba creciendo y se fortalecía en el es­píritu, y habitaba en el desierto hasta el tiempo en que debía darse a conocer a Israel” (Lc 1, 80).
«Como auténtico profeta, Juan dio testimonio de la verdad sin com­ponendas. Denunció las transgresiones de los mandamientos de Dios» (Benedicto XVI, Ángelus, 24 de junio de 2007). Pero antes Jesús, tu primo se preparó re bien –el niño crecía y rezaba–como yo, que voy al gym diario del 3+2.
Jesús, haz de mí un auténtico apóstol.

Propósito: No dejar nunca el 3+2.

viernes, 23 de junio de 2017

Sagrado Corazón de Jesús

Venid a mí todos los fatigados y agobiados, y yo os aliviaré (Mt 11, 28).
¡Jesús que cosas más bonitas dices! A todos los que se encuentren can­sados y agobiados les ofreces descanso y consuelo. Pero, ahora que lo pienso supongo que aplican restricciones como en todas las promo­ciones. El consuelo que ofreces es para aquellos que se cansan y se agobian porque luchan en las batallas de Dios: en hacer apostolado, en eliminar aquel vicio, en quitarse tal defecto que les impide amar a los demás, en sacar adelante aquella obra de misericordia, etc. Pero como eres tan rebueno probablemente también ofreces consuelo cuando nos cansamos en cosas que son puras tonteras nuestras.
Cuéntale a Jesús si te cansas en esas batallas de Dios o si te cansas en otras cosas.
Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas: porque mi yugo es suave y mi carga ligera (Mt 11, 29-30).
Jesús, yo quiero aprender de Ti. Quiero ser un buen hijo de Dios, quiero luchar y que mi vida sea verdaderamente útil. No quiero dejarme llevar por la pereza y el egoísmo en las vacaciones. Ayúdame a que estos días los aproveche no sólo para descansar, comer y dormir. Quiero hacer mucho apostolado. No quiero que me apliques restricciones.
Concreta tus buenos deseos.

Propósito: Un hijo de Dios peleón y no una momia.

jueves, 22 de junio de 2017

Echarle corazón

“Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro, que estás en los Cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino; hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo” (Mt 6, 9-10).
Te cuento, Jesús, que cuando era pequeño me gustaba rezar el Padrenuestro sólo para demostrar que me lo había aprendido de me­moria. Luego me vino un tiempo en que me parecía aburrido. Pero lo que sucedió fue que me a-burro (es decir me puse burro), y parecía loro que repite cosas y no las entiende. Y esta oración es bien bonita, y además se la enseñaste a los apóstoles para que aprendieran hacer oración.
Atrévete a hablarle a Jesucristo de lo que nos enseñó en el Padrenuestro.
“Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal” (Mt 6, 13).
Como sabes Jesús, en estos días que se está jugando el mundial, y se oyen a los fans de las distintas selecciones hacer todo tipo de comen­tarios. Pero me ha gustado uno: que aunque perdieron le echaron co­razón. Jesús, que yo también le eche corazón cada vez que rece las oraciones vocales (Padrenuestro, Avemaría, Gloria, etc.) aunque a veces pierda, porque se me va la vara. ¡Qué no caiga en el mal de la rutina!
Dile a Jesús, saboreando, las oraciones vocales que te sepas.

Propósito: Que le eche corazón.

miércoles, 21 de junio de 2017

Dejar de ser pavo

“Por tanto, cuando des limosna no lo vayas pregonando, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, con el fin de ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya recibieron su recompensa” (Mt 6, 2).
Jesús, se nota que me conoces. Cuando hago algo me gusta que me digan que salió bien. Es más, me encanta que me den las gracias y hasta parezco pavo que va por ahí mostrando sus plumas para que los demás se fijen en él. Pero lo que me interesa es quedar bien contigo. Que sepa rectificar la intención, es decir hacer las cosas sólo para que­dar bien contigo.
Piensa en qué situaciones te pones como el pavo.
“Tú, por el contrario, cuando des limosna, que tu mano iz­quierda no sepa lo que hace tu derecha, para que tu limosna quede en oculto; de este modo, tu Padre, que ve en lo oculto, te recompensará” (Mt 6, 3-4).
San Josemaría escribió en el nº 109 de “Camino”: Si no eres hombre de oración, no creo en la rectitud de tus intenciones cuando dices que trabajas por Cristo. Jesús, que aprenda a irte ofreciendo cada cosa que hago como el estudio, los favores en mi casa, el prestar mis cosas, etc. Y que mejor lugar para ofrecer lo que hago que el ofertorio de la Santa Misa, que te ponga ahí mi día y las distintas actividades que realizo.
Jesús, que no se me olvide nunca ofrecerte mi día al levantarme.

Propósito: dejar de ser pavo.

martes, 20 de junio de 2017

Otra vez: dame un corazón ardiente

“Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿Acaso no hacen eso también los paganos?” (Mt 5, 47).
Jesús, este es ya el segundo día que me hablas de tratar bien a los demás, y me cansa un poco. Pero reconozco que soy duro de cabeza y de corazón. Mira que, por más buenas intenciones que hice por ser cariñoso, en el desayuno de hoy tuve mi crisis CHK. Te explico. Llegue al desayuno y mi hermana, la de las caritas, se había comido todo el Choco Krispis (CHK). Y cabal, no le salte al cuello pero la asesiné con la mirada. Y además le dejé de hablar, ni la saludé. Por eso te vuelvo a de­cir que mi corazón arda de tu Amor y aprenda a tratar bien a los demás.
Cuéntale a Jesús en que otras situaciones tienes crisis.
“Sed, pues, vosotros perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto” (Mt 5, 48).
Te cuento que se me viene a la cabeza que cuando tenía en las manos la caja vacía de CHK leí lo que está escrito ahí: Come bien para cre­cer. Y ahora que estoy hablando contigo, me fijo que si quiero crecer en caridad tengo que comer bien, y qué mejor desayuno, almuerzo o cena que la Eucaristía. Pasa como con la comida normal, que a veces ni cuenta me doy de lo que como, pero me viene bien. No necesito a Melvin (el de los CHK), sino que te necesito a Ti.
Dile a Jesús que quieres comerle y que te ayude a crecer en caridad; que vas a luchar para no comulgar distraído.

Propósito: Comer bien todos los días.

lunes, 19 de junio de 2017

Dame un corazón ardiente

“Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. Pero yo os digo: No repliquéis al malvado; por el contrario, si al­guien te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la otra” (Mt 5, 38-39).
¡Esto sí que es difícil! Y lo digo por experiencia propia. Mira Jesús, que cuando alguien me ofende o me trata mal no es que me le tire al cuello a morderle la yugular, tipo Drácula. Pero cuando veo el chance me desquito y le tiro una de esas miraditas asesinas que se las aprendí a mi hermana, que por cierto además es una artista en hacer caritas. Soy de aquellos que dicen que hay que perdonar, pero no olvidar; que si no, luego la gente es abusiva con uno.
Que sea sincero y reconozca si trato a alguien con frialdad por revancha.
“Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis?” (Mt 5, 46).
Pues es verdad, si sólo trato bien a los que me tratan bien no tengo ningún mérito. Pero me veo sin fuerzas para tratar a todos bien, y más aún para perdonar y no llevar cuenta de las ofensas. Jesús mío, que mi corazón, aunque sea un poco malo, arda en tu Amor. Que sepa perdonar y querer a los demás.
Atrévete a ir más allá del perdón y piensa en tener detalles de cariño con aquellos que te cuesta.

Propósito: Tratar con cariño a todos, hasta al chucho.